Las enfermedades hepáticas son aquellas que afectan al hígado de modo predominante, aunque veces otros órganos pueden resultar también dañados.

Cuanto antes se identifiquen mejor es su pronóstico, y se caracterizan principalmente porque en los análisis las enzimas hepáticas (GOT, GPT, F. Alcalina, GGT, están alteradas).

Pueden comenzar de modo agudo o instaurarse de modo silencioso sin ninguna molestia durante años.

Es preciso un minucioso estudio para averiguar su causa e instaurar un tratamiento adecuado.

Enfermedades hepáticas